martes, 31 de julio de 2012

HABLAN EL DIRECTOR Y EL ACTOR DE "EL ESTUDIANTE" (Entrevista de Lorena Cancela para la revista CARAS Y CARETAS)


Santiago Mitre y Esteban Lamotte son el director y el protagonista de El estudiante, una película que versa sobre la vida de un estudiante que llega a la U.B.A sin una vocación muy clara, y se transforma en un militante convencido. Inteligente y original es, sin dudas, de lo mejor del cine independiente argentino del año 2011.
Lorena Cancela.-



C y C: ¿Por qué hizo una película cuya historia está centrada en la de un estudiante- militante universitario?


Santiago Mitre: Yo quería hacer una película que transcurra en la universidad y conocía a mi personaje: un tipo sin vocación, que intentó varias carreras, y no sabe qué quiere hacer de su vida. Al principio, era una película más episódica, pero en un momento surgió el subtema de la militancia, investigué, y eso terminó siendo el centro de la historia. La idea fue hacer un relato de inserción en la política universitaria a la manera de inserción política en cualquier ámbito. De hecho, tiene referencias concretas a sucesos de la política argentina. Más allá de que estamos narrando un hecho ficcional me pareció bueno dar datos reales.


C y C: ¿Se planteó el aire de thriller que tiene la película?


S.M: La verdad que no. Mi intención era hacer un relato de iniciación, aprendizaje. Creo que el quehacer político tiene como una tensión que carga la historia. La contingencia es lo que le da, quizás, el aire de thriller: la cercanía de las elecciones y otros sucesos que tensionan tanto a los personajes que le pueden dar ese tono.


C y C: ¿Cuál diría que es la mirada que El Estudiante tiene sobre la política?


S.M: Yo quería trabajar con los procedimientos políticos en estado puro: las elecciones, los actos, las alianzas, las conspiraciones y las traiciones, las asambleas. Y lo que te da la universidad, que tiene ese entramado político tan específico, es la posibilidad de trabajar en un universo indefinido donde no interviene la coyuntura: en mi película no hay kirchnerismo, ni radicalismo específico, hay partidos derivados de esos. Entonces era interesante porque podía hablar de un mundo específico, pero a su vez referir a un universo abstracto. Para mí la película es como una celebración al quehacer político porque, si bien uno ve que algunos de los personajes están obrando en sentido negativo, se los ve con pasión y muchas ganas de hacer política.


C y C: ¿Usted, Esteban que compuso al protagonista, es o fue estudiante de la U.B.A y/o militante?


Esteban Lamote: No, para nada. De hecho, no sentí que tenía que saber de política para hacer el personaje porque éste va descubriendo un montón de cosas en el camino. Ensayamos mucho, nos concentramos en eso. Por supuesto sé más de política hoy que antes de hacer la película.


C y C: ¿Y a usted de dónde le viene su interés por la política, Santiago?


S.M: Me interesa la política aunque no milito. Y vengo de una familia muy politizada en la que todos, en algún momento de su vida, han trabajado en política. Mi bisabuelo fue Ministro de Agricultora de Irigoyen, mi abuela fue funcionaria de un gobierno de Perón, mis viejos fueron militantes en los ’70 y hoy continúan trabajando en política. Cuando algunos familiares ocuparon espacios de gobierno la política estaba instalada como mono tema en mi casa.


C y C: ¿En qué locaciones trabajaron? ¿Cómo hicieron para filmar dentro de la Universidad?


S.M: Filmamos un 60% en la sede de Sociales de Marcelo T. de Alvear, y después en Parque Centenario. La U.B.A es territorio de los estudiantes, nosotros hablamos primero con el Centro de Estudiantes y nos dijeron que sí. La universidad se vive con esa muy buena lógica: es un espacio público y todos tenemos derecho a usarlo. Nos movimos en la facultad como si fuera un decorado. Incluso a veces interrumpíamos las clases y les pedíamos permiso a los estudiantes y a los profesores para ver si nos dejaban filmar con Esteban. También filmamos asambleas de verdad. En la película están mezcladas escenas documentales con escenas ficcionales, yo buscaba dar una sensación de realismo.


C y C: ¿Qué expectativas tienen?


S.M: Que vean la película la mayor cantidad de gente posible, que se discuta de la película y me de la posibilidad de hacer otra.


E: Mi mayor expectativa ya fue cumplida. Hice una película que cuando la vi terminada me encantó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada