domingo, 3 de julio de 2011

LA BIBLIOTECA DIGITAL DE PAUL McCARTNEY


Las bandas y las tecnológicas ensayan una nueva melodía para los negocios: se la conoce como cloud computing, la información en las nubes, una práctica que cada vez es menos vaporosa y a la cual ya se sumaron, con diversas estrategias, Apple, Google, Amazon y HP.

Para darle envergadura a su evento HP Discover que se realizó en Las Vegas entre el 6 y 8 de junio, Hewlett-Packard presentó la "biblioteca digital" de Paul McCartney, un proyecto por el cual el ex Beatle podrá explotar comercialmente gran parte de su gigantesca colección personal de objetos desde "su nube" computacional en Internet.
La biblioteca de McCartney tiene más de un millón de piezas: fotografías (entre ellas, las que aparece junto a estrellas del rock de los 60 tomadas por Linda McCartney), videos de conciertos, grabaciones, rollos de películas, cuadros, manuscritos, bocetos y letras de canciones escritas a mano. La digitalización de semejante tesoro tiene dos objetivos: por un lado, resguardarlo; por otro, le permitirá a MPL, la productora de McCartney, obtener ganancias al distribuirlo por la Web.
Para HP, "MPL está iniciando el viaje para convertirse en una empresa Instant-On". Scott Rodger, ejecutivo de MPL, explicó que "uno de los problemas a los que se enfrenta la industria musical es ser consciente de todo lo que hay: ya sean los derechos que existen en sus catálogos o la comprensión de los archivos". Esto es, facilitar el acceso a todos los contenidos con la posibilidad de tarifarlos.
La iniciativa de McCartney para escalar a la nube produjo un efecto derrame. Según dejaron trascender desde HP, ya hay "otros artistas interesados" en hacer lo mismo.
La posibilidad de almacenar información en servidores ajenos es un imán no sólo para las tecnológicas sino para la industria discográfica. Hace dos semanas, Apple lanzó el iCloud, por el cual los clientes del poderoso ecosistema de la firma de la manzanita podrán guardar hasta 5 gigas de música y escucharla directamente desde Internet. El servicio, en principio, será gratuito, en especial para las compras realizadas en el iTunes, su exitosa tienda de música. El costo anual para extender el "uso de la nube" de Apple es de US$24,99.
Sobre "iTunes en las nubes", el propio Steve Jobs dijo al lanzar el servicio el pasado 7 de junio: "Queremos que la gente vea lo que estos dispositivos y el software pueden hacer realmente". Para su puesta en marcha, Apple suscribió acuerdos con las principales productoras, entre ellas Universal, Sony, Warner Music y EMI.
En mayo, Google también lanzó un servicio parecido, montado en su propia nube. Pero además de ofrecer espacio "gratuito por un tiempo limitado" para guardar temas musicales, la empresa lanzó Google Movies, una plataforma para alquilar películas, para el cual firmó contratos con Sony Pictures, NBC Universal y Warner Brothers.
En principio, estará disponible sólo en los EE.UU. Y el alquiler de cada título por un día costará US$1,99.
Sobre Google Music, Ricardo Blanco, vocero de la firma, dijo a iEco que el servicio permitirá almacenar 2.000 canciones a los usuarios registrados, "las cuales se podrán escuchar en un navegador o desde cualquier equipo que posea las últimas versiones del sistema operativo Android".
De este modo y al igual que Apple, Google busca apuntalar y reforzar su ecosistema basado en celulares, tabletas y laptops cargados con su software.
Amazon parece confirmar la tendencia. La mayor librería online se adelantó en marzo al presentar Cloud Drive, una nube que será gratuita hasta los 5 gigas de música (menos de 1.000 temas), pero que puede ser aumentada hasta 20 gigas por US$20 anuales.

Por Damián Kantor
Fuente: CLARIN Ieco
Más información: www.ieco.clarin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada