martes, 7 de diciembre de 2010

APOLOGÉTICO EN FAVOR DE MARIO VARGAS LLOSA


Julio Cotler señala que en tiempos de abundancia se incrementa la angurria en el Perú. Y lo demuestra históricamente cuando acomete contra el proceso de adolescencia política, nacional y de Estado. Algunos comments en Facebook contra Mario Vargas Llosa y su Premio Nóbel me llevan a confirmar que el medio literario peruano es un entorno complicado, donde la convergencia, la cultura de paz, el ecumenismo y la lealtad no son precisamente las virtudes societales. Decir que Vargas Llosa es el peruano más universal de este tiempo, es una perogrullada tan grande como sentenciar que la literatura peruana no comienza con el Nobel que le entregarán el viernes. Con ánimo positivista se puede decir que el asunto de descubrir la "peruanidad" o la "latinidad" desde Europa es un evento decisivo, que no sólo le pasó a Vargas Llosa. Le ocurrió a Ventura García Calderón, a Alfredo Bryce Echenique, a Carlos Fuentes, a Borges!! ¿Por qué habría de sorprendernos? ¿Por qué debemos sentirnos mal? ¿Acaso los hombres no nos reinventamos a cada momento? ¿Es más peruano Juan Manuel Robles o "La Reina del Chat" que Daniel Alarcón, el joven escritor que nació en Lima pero se crió en los Estados Unidos?
El derecho de MVLL a mascullar ideas -con gran estilo- se equipara al derecho de sus lectores a discrepar con esas ideas. MVLL cree en el liberalismo, abjuró del socialismo en un momento decisivo. Y me parece estupendo. Tan igual como la conversión de Giovanni Papinni, Dostoievski, Isaiah Berlin o San Pablo. No me interesa si Vargas Llosa es un promotor del machismo o del hembrismo. Al igual que ustedes, disfruto con sus novelas y con sus maravillosos ensayos. Creo que todos sus libros juntos inclinan pronunciadamente el platillo de esa balanza imposible llamada "literatura peruana"; respecto de todos los libros de Arguedas, Julio Ramón Ribeyro, Ciro Alegría, Abraham Valdelomar, Edgardo Rivera Martínez, Gregorio Martínez, el Bryce de los años 60´y 70´, Rodolfo Hinostroza (prosista), Enrique Congrains, Sebastián Salazar Bondy, Miguel Gutiérrez, Oswaldo Reynoso, Enrique Prochazka, Luis Loayza, Martín Adán, Guillermo Niño de Guzmán, Alonso Cueto, Ricardo Palma y el Inca Garcilaso de la Vega. Maravillosos narradores todos.
Mi deseo es que los peruanos compartan este viernes el Premio Nobel de Literatura. Desde la convergencia o desde la discrepancia. Que disfruten, sonrían y vean a Mario Vargas Llosa recibir el Nobel en magnífica forma (literariamente envejeció mejor que Gabo). Y piensen en lo felíz que se sentirían su amigos Octavio Paz y Pablo Neruda. 
En realidad, muchos años antes del viernes 10 de diciembre de 2010, Mario Vargas Llosa ya era el escritor peruano más universal de todos los tiempos; narrador absolutamente seminal y piedra de toque de la literatura pan peruana al lado del poeta César Vallejo y el Inca Garcilaso de la Vega. El pasado es prologo. 

Un abrazo para todos

Oscar Contreras Morales.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada