domingo, 18 de septiembre de 2011

CLIFF ROBERTSON (1923-2011), escribe Federico de Cárdenas (Diario La República)


 


Un día después de cumplir 88 falleció este buen actor, con una carrera de 60 años que no conoció el retiro. Debutó en pequeños roles en dos filmes de 1943, pero sólo retornó tras la guerra en 1947, laborando en TV hasta que Joshua Logan lo hizo actuar en Picnic (1955). A pesar de destacar en Los desnudos y los muertos (Walsh, 1958) o La ley del hampa (Fuller, 1961), alcanzó notoriedad cuando encarnó a Kennedy (elegido por el propio JFK) en Patrullera 109 (1963). Mankiewickz lo dirigió en El jarro de miel (1967), pero el Oscar le llegó encarnando a un retardado en Charly (1970). Siguieron Tres días del cóndor (Pollack, 1975), Magnífica Obsesión (De Palma, 1976), hasta que en 1977 el actor denunció un desvío de fondos en la Columbia y sus roles se hicieron raros. Sin embargo, no dejó de trabajar y la trilogía de El hombre araña (San Raimi, 2002, 2004, 2006) en la que es el tío del protagonista lo mantuvo vigente. Dirigió con brío J.W. Coop (1972) y The pilot (1979).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada