sábado, 16 de enero de 2010

EL GRAN JORGE MONTORO EN EL RECUERDO



El experimentado periodista Juan Gargurevich Regal comentó la desaparición de Don Jorge Montoro -el extraordinario actor peruano de teatro, cine y televisión- ocurrida en 2007, a partir de este recuerdo tan sabroso.....Montoro es uno de los grandes actores teatrales peruanos de todos los tiempos junto a Luis Alvarez, Ricardo Blume, los hermanos Velásquez, Enrique Victoria, Ricardo Fernández, Hernán Romero y más.

"... nuestro viejo amigo era por sobre todo un gran actor dramático que odiaba al “poeta hippie” que recitaba la ridícula frase “agua pa’ tì, agua pa’mí” que hoy también repiten en los diarios jóvenes periodistas que no lo conocieron..

Ricardo Roca Rey dirigió en los años de 50 el legendario ciclo griego con el grupo de la Asociación de Artistas Aficionados y cuando montó “Los Persas” de Esquilo eligió a Montoro como el personaje más dramático, el Mensajero que anuncia que los griegos han destruido el ejército.

Recordaban en los ensayos que la primera actuación de Alec Guinnes había sido precisamente la de ese Mensajero y que su entrada impresionaba al público pues irrumpía en la escena acezante, agotado por el esfuerzo, tropezando, diciendo entrecortadamente el primer célebre párrafo:

-“¡Oh ciudades de toda la tierra de Asia, oh país pérsico y enorme puerto de riqueza, cómo, de un solo golpe, ha sido destruida una inmensa felicidad, ha desaparecido pisoteada la flor de los persas! ¡Ay de mí! Es una desgracia ser el primero en anunciar males”.

El secreto era que Guinnes daba una vuelta entera en un estadio cercano y calculaba el momento exacto en que debía entrar y cuando lo hacía conmovía al público.

Montoro no tenía pista para correr pero saltaba y se preparaba en los pequeños espacios interiores de la AAA y hacía también un ingreso perfecto.

Como muchos actores veteranos, Montoro tenía una soberbia experiencia en teatro primero, también en cine ¡en los Estados Unidos! y finalmente en televisión donde gracias a su cultura e ingenio dio vida a ese personaje tan celebrado, el Poeta Hippie, que él odiaba. “Qué voy a hacer, hermano” me dijo alguna vez, “chamba es chamba”, y añoraba aquellos escenarios que había compartido con, por ejemplo, Luis Alvarez, Ricardo Blume, etc.
No puedo pues lamentar la desaparición del “poeta hippie” sino de un gran actor dramático".

Por Juan Gargurevich - El Blog del tío Juan







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada