domingo, 11 de julio de 2010

CORRESPONDENCIA MUNDIALISTA IV (OSCAR CONTRERAS)


Hola Pancho,

Que bueno leer estas líneas futboleras tuyas, tan llenas de sabiduría, reflexión y amor por un deporte que es pasión de multitudes.
El sábado le envié un mensaje de texto a mi hermano Héctor ni bien terminado el Argentina vs Alemania, que decía: "Hoy ganó el fútbol y perdió la fanfarronería". A todos nos queda claro que Alemania es un equipo estupendamente bien calibrado por Joachim Löw (desde sus días como asistente de Jürgen Klinsmann). Löw sabe lo que tiene entre manos (las individualidades); sabe lo que quiere y hasta dónde puede llegar. Y para desarrollar esas certezas (estoy absolutamente de acuerdo con Pancho) es necesario disponer del tiempo suficiente para interactuar con el grupo, transformar los prejuicios y las precondiciones en fortalezas y continuidades mejoradoras. No fijando el 4-4-2 o el 4-3-3 o el 5-4-1 media hora antes del partido. Sino trabajando durante varios meses, en campo y gabinete; "practicando esquemas y trazando estrategias"; desayunando, almorzando y comiendo fútbol junto al equipo. Se ha dicho que Alemania siempre llega bien a los Mundiales porque termina su campeonato mucho antes que varias selecciones de Europa. El 90% de sus jugadores militan en clubes alemanes; y la ciencia deportiva permite el desarrollo de futbolistas notables.
Desde Overath y Breitnier no recuerdo haber visto un volante tan dotado en la selección alemana como Sebastian Schweinsteiger (vaya, lo vemos todos los fines de semana en el Bayern). Ni jugadores tán solidos como los jóvenes Müller y Ozil .... Escribir sobre la capacidad de Podolski, Lahm y Klose (que se enciende sólo en los Mundiales) resulta tautológico. Pero, Pancho ha dicho una cosa muy interesante: los grandes equipos tienen la impronta de sus entrenadores (sucede igual con los directores de cine y sus películas). Se parecen a ellos, porque son creaciones humanas, fruto de la inventiva y la inteligencia; un consolidado de temores, sentimientos, alegrías y una manera de ver el mundo: Rinnus Michels, Tele Santana, Johan Cruyff, Arrigo Sacchi, Michel Hidalgo, Helmut Schöen, Cesar Luis Menotti, Carlos Bianchi, Gus Hiddink, fueron estupendos DTs forjadores de estupendos equipos .... hasta Brasil de México 70´ se parecía a Joao Saldanha; ese maravilloso e incómodo periodista, entrenador y político de izquierda brasileño; destituído unos meses antes del Mundial y reemplazado por Mario Lobo Zagallo.
En cambio la dirección técnica de Maradona es improvisada, morcillera, de dos por medio. Trabajando a la boquilla, sin valorar ni darle el lugar a jugadores espléndidos como Messi, Agüero, Tévez....o a los no convocados Riquelme, Gago, Maxi Lopez, Cambiasso, Zanetti. Es evidente la falta de carácter de Maradona; su no formación académica ni técnica; sus problemas de comunicación; su ignorancia total en materia de estrategias. Su delirium tremens eterno.
La mediatización está contraindicada en los Mundiales de Fútbol. La pontificación no cabe en un torneo tan corto. En estos días se lanzan irresponsablemente panegíricos, predicciones y maldiciones. Todos opinamos de fútbol con la misma autoridad y pasión con la que se opina sobre cine y política. Dicen que la mediatización ha vuelto centellante, ultraviolenta e irracional la vida. El consumidor ha perdido la facultad de recordar y valorar críticamente. Comienza a desarrollarse un falsa memoria en él. Recuerda solo lo que le gratifica, lo que le distrae o lo embrutece. Cómo se explica entonces que.....Alemania sea un equipo fracasado después de perder con Serbia; y en este momento sea el virtual campeón del mundo luego de ganarle a Argentina.
A falta de tres fechas para terminar Sudáfrica 2010, como diría Rod Serling "todo es posible en la Dimensión Desconocida". La pelota de la que habla Alonso Cueto, por ejemplo; o el penal fallado por Ghana frente a Uruguay; o el gol no cobrado a Gerrard en el Inglaterra vs Alemania; ¡¡¡¡Maradona como técnico!!!; la clasificación de 04 equipos sudamericanos a 4os de final; la eliminación de Inglaterra, Italia, Francia y Brasil. Todo esto hace de Sudafrica un mundial distinto.
A propósito, y salvo los "horrores" de Felipe Melo en el Brasil-Holanda, la selección brasileña estuvo pareja ese partido y otros: frente a la lilliputiense Corea del Norte; con los incómodos Portugal y Costa de Marfil y con la selección chilena de Marcelo Bielsa que anduvo estupenda. En realidad fue el equipo del Mundial junto a Alemania de Löw (como la Rumania del 94, la Argentina de Pekermann en 2006, el Brasil del 82, la Francia del 82´y el 86´; la Serbia del 98´) Pancho dice "En un campeonato mundial no es bueno pontificar ni sacar conclusiones anticipadas: !cuántos dijeron que Brasil era el principal candidato, el equipo perfecto, equilibrado, aquel que había dejado sus fuentes en aras de la eficacia. "Olvídense del jogo bonito, lo que queremos es ser campeones como sea¡"....
En realidad Brasil no se ha olvidado ni se olvidará del jogo bonito (es su ADN). Sucede que lo está administrando de manera distinta. Dunga no me parece un técnico formidable; pero tampoco un negado para este negocio, a diferencia de Maradona. Perdió 06 partidos en 04 años. Y tenía en este mundial, en cada línea de juego, a los players que debían estar (salvo Felipe Melo y Gilberto Silva). Pancho dice: "Ser protagonista es salir a buscar el partido, a buscar el balón, a buscar el arco contrario. Yo valoro especialmente esa premisa porque si un planteamiento hegemoniza la espera para el contragolpe, la entrega del balón y del campo al rival para buscar el contraataque -que es una forma también de encontrar el triunfo- me hago la pregunta: ¿que ocurre si el contrario decide hacer lo mismo? No hay partido, o lo que es lo mismo, se producirá un partido horrible, con situaciones de gol cada 35 minutos y condenamos al fútbol al más completo aburrimiento".
Estoy de acuerdo. Es el fútbol que me gusta.... Y debemos evitar que ese fútbol aburrido se apodere del mundo....... Y creo que el Brasil de Dunga fue un equipo flojo, que se guardaba para una circunstancia mejor que nunca llegó....y en el momento menos pensado, Holanda la había eliminado. Pero ojo, Brasil no fue un equipo amarrete. Salía a buscar los partidos.... A sus estrellas "europeas" no les resultaba atractivo darse al 1,000% ante Corea del Norte y Costa de Marfil........Pero no creo que haya sido un cuadro amarrete ......Tacaños los equipos de Bilardo y Lazaroni en Italia 90.... Tacañas las escuadras de Trappatoni, Domenech, Goran Eriksson, Lippi... Bastante amarrete, esta Holanda.....Revisen sus partidos anteriores. Revisen el primer tiempo con Brasil.
En fin, me extendí mucho.... Los equipos de fútbol necesitan entrenadores profesionales que los modelen.....Sergio Markarian es un profesional estupendo.... Bienvenido una vez más al Perú y a trabajar.........
Un abrazo afectuoso,
Oscar Contreras

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada