sábado, 17 de julio de 2010

FREDDY TERNERO ROMPE SU SILENCIO (Diario EL COMERCIO)


Cuando veíamos por televisión el fracaso del chileno Manuel Pellegirini en el Real Madrid (antes había ocurrido lo mismo en el River Plate argentino) no podíamos dejar de preguntarnos por qué Freddy Ternero, el director técnico peruano más ganador de la década pasada (campeón de la Copa Sudamericana con Cienciano del Cusco, precisamente frente al River de Pellegrini; y campeón de la Super Copa en histórico match ante el Boca Juniors del "Coco" Basile) se había replegado silenciosamente a ejercer la alcaldía del populoso distrito de San Martín de Porres, en Lima.
Un técnico más o  menos acostumbrado a fracasar. Y el otro, ganador, pero renunciando a ganar o asumir las derrotas.
Qué paradoja.
Pero ¿Por qué Ternero dejó sorpresivamente el fútbol?
¿Los jugadores de la Selección Peruana (Solano, Palacios, Pizarro) en la eliminatoria Corea-Japón 2002 le hicieron "la camita"?
¿Qué pasó en verdad?
Nadie lo sabe a ciencia cierta, pero se intuye.
Durante la Colonia se decía que el Perú era un país de rumores, de alcahueterías y de chismes. Hoy, sus calles, plazas, parques y barriadas (y sus estadios de fútbol, nos atreveríamos a decir) siguen siendo recorridos por tamana miseria humana.
El Perú necesita superar esta desgracia.
Ternero se anima a hablar de fútbol despues de mucho tiempo, a propósito de la venida de  su mentor y amigo Sergio Markarián, flamante entrenador del Perú.
Oscar Contreras Morales.-

http://elcomercio.pe/noticia/609691/freddy-ternero-sergio-markarian-tiene-dura-mision

Por Elkin Sotelo.-
No hay un pizarrón en su oficina, pero sí una alfombra verde casi de la tonalidad de un campo de fútbol. No tiene tribunas cerca, pero muchas secretarias lo alientan para que el alcalde llegue a tiempo a todas sus reuniones. Freddy Ternero, el impulsor del “Sí se puede”, solo quiso hacer un paréntesis para hacerle sugerencias a su amigo Sergio Markarián.

¿Es verdad que Markarián lo llamó antes de decidir su firma por el Perú?
No, hace mucho tiempo que no tengo contacto con Sergio. Seguro que cuando esté acá nos encontraremos, siempre hemos tenido buena relación. Es un técnico admirable que me marcó bastante en mis inicios en la profesión en el año 93.
Si tuviese que definir una virtud en él, ¿cuál mencionaría?
Es estudioso. Yo aprendí de él que un técnico tiene que saber un poco de todo: medicina, psicología, estrategia, preparación física, etc. Por ejemplo, no puede venir un médico y decirte que un jugador tiene tal o cual lesión y tú no sepas plantear alguna solución.
Dice Alfredo González que Markarián siempre tiene en la punta de la lengua la palabra “renuncia”. ¿Así sucedió cuando trabajó con usted en la “U”?
En la “U” renunció porque los resultados en la Copa Libertadores no se dieron, algunas cosas le fastidiaban, pero me imagino que ahora el tema es diferente porque tiene un reto que no termina en un mes. Mínimo son cuatro años los que debe planificar y no llegar con la idea de irse pronto.
¿La presencia de Markarián es garantía de que saldremos del último lugar?
Yo diría que todo pasa por el compromiso de los jugadores. Tal vez algunos se incomoden con lo que pienso, pero creo que el futbolista peruano se impresiona frente a una persona con una dicción extranjera y al que no ven cotidianamente. Eso hace que se conserve el espacio que tiene que haber entre técnico y jugador. Siempre me llamó la atención que los jugadores —no todos— que acá reclamaban titularidad, en sus clubes de Europa agachaban la cabeza cuando el míster entraba al vestuario. Allá los técnicos ni los miran y mandan las indicaciones a través de un asistente. Pero a la selección vienen a hacer todo lo que allá no pueden. Acá sí se amanecen y van a fiestas y se quieren considerar fijos.
Usted tampoco pudo…
Recuerdo que mandé a poner carteles en la Videna con mensajes positivos para luchar por la selección y por el país y varios se quejaron; sin embargo, yo estaba seguro de que ese era el sentir de los hinchas. En los dormitorios distribuía a los jóvenes con los de experiencia; sin embargo, los referentes metían gente a vender discos de música, a contar la última alcahuetería o chisme, al que llevaba a lavar el carro y a pasear a la familia. Creo que en eso Sergio tiene una dura misión, pero tiene la experiencia para lograrlo.
¿Es por eso que en el siguiente proceso se vieron cosas como las de El Golf?
Es terrible, pero estoy seguro de que eso no lo harían en Europa de ninguna manera. Por eso digo que el compromiso es lo más importante en una selección. Y si los “extranjeros” no encajan en esa idea, yo creo que en el mercado local hay jugadores interesantes para armar un grupo sólido.
¿Volverá a dirigir un equipo?
Por ahora busco que los vecinos de San Martín de Porres me brinden su confianza para seguir trabajando en la alcaldía. Hemos desterrado la corrupción en el municipio y se estabilizó la economía. Es un distrito difícil. Hemos logrado unas 145 obras hasta el momento y quiero llegar a las 180. Pero no quisiera sacrificar cuatro años de mi vida para entregarle el gobierno a personas que hagan que San Martín retroceda otra vez.
¿Va a los estadios a seguir el fútbol?
La agremiación, así como pelea por la plata de sus miembros, tiene que obligarlos a respetar el espectáculo. Veo arqueros que cuando van ganando se tiran haciéndose los lesionados, jugadores que insultan a los árbitros. Por eso no voy a los estadios, ya que el tiempo de juego efectivo en el Perú es escaso.
¿Qué opina de dos técnicos interesantes de los últimos años como Juan Reynoso y Víctor Rivera?
Reynoso es muy profesional y equilibrado, pero para mi gusto muy reservado, nunca da puntada sin hilo y siempre busca el 0-0. Es joven y le haría bien ir a México a dirigir por los contactos que tiene. Rivera es más frío en sus emociones, pero eso no significa que no tenga carácter, solo que ahora tiene más presión tras llegar a un equipo grande que tiene gente que va al estadio y prensa que lo persigue.
¿Siente pena por la crisis de Cienciano?
Siempre que puedo voy al Cusco, tengo un cariño muy especial, pero el único que puede sacar esto adelante es Juvenal [Silva], el resto de directivos casi ni existen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada