jueves, 6 de mayo de 2010

LUCHO BARRIOS: LA MORAL "CEBOLLA" (Diario LA TERCERA, Chile)


http://blog.latercera.com/blog/mjurgensen/entry/la_moral_cebolla

Por Mauricio Jürgensen (*)

Lo están despidiendo como a un héroe y se atoran en elogios destemplados, con frases que merecería cualquiera que haya decidido partir en el mejor momento de su carrera. Pero lo cierto, la cruel verdad, es que hace sólo 48 horas, cuando su viejo corazón de 75 años empezó a avisar que ya no le quedaba mucho tiempo, a nadie parecía importarle lo que pudiera estar pasando con "Luchito Barrios", con ese viejo cebollero de los dientes apretados que cantaba La joya del Pacífico y que nadie sabía a ciencia cierta si era chileno o peruano o hijo de cualquier país vecino. Ahora que ya compró boletos hacia el otro mundo, el más popular de los boleristas hispanoamericanos es el último propietario de un revival tardío y algo hipócrita de parte de una gran mayoría que cuando vivía, cuando estaba activo y merecía estos halagos que llegan tarde y mal, prefirió pensar que esa era "música de rotos", boleros picantes y cebollas, con letras de trazo grueso e imaginería digna de gente sin suerte.

Por cierto que en este nicho del bolero hubo voces más nobles, registros más elegantes y propuestas de mayor vuelo literario y musical. Pero en la crudeza de este hijo no reconocido que fue el cancionero cebolla, en la honestidad brutal de versos como los que cantó en Señor abogado, Fatalidad, Amor de pobre, Mi niña bonita o Me engañas, mujer, Barrios puso más sangre que una generación entera de pálidos baladistas inventados por la industria. Lucho Barrios le cantó al amor sin artificios ni vueltas de más. Con la franqueza del hombre común y el afán casi republicano, muy de la vieja escuela, de dejar la vida en los versos ajenos. De entregar el alma, de igual modo, ya sea si estuviera cantando en grandes escenarios o en cantinas de mala muerte. En fiestas oficiales con el Presidente o en restoranes parrilleros con ruidos de platos y garzones en busca de la cuenta. Con una "moral cebolla" que siempre supo que el reconocimiento iba a ser lento. Como un bolero

(*) Periodista egresado de la Universidad de Playa Ancha. Ha trabajado en periódicos, revistas, radios y sitios de Internet siempre abordando temas de música. Actualmente se desempeña como reportero y crítico de música en la sección de Espectáculos del diario La Tercera y columnista en el suplemento cultural de La Tercera y de la Revista Mujer. En septiembre pasado fue elegido como el Mejor Crítico de Medio Escrito del año 2007, según la Asociación de Periodistas de Espectáculo (APES)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada