domingo, 16 de mayo de 2010

¿TENEMOS LISTA UNA LISTA? (Escribe DANIEL PEREDO MENCHOLA, EL COMERCIO)


Que agradable leer a Daniel Peredo. En su columna del Diario EL COMERCIO ensaya un "juego futbolero" sobre los posibles convocables a la selección peruana, si estuviera clasificada al Mundial que comenzará el 11 de junio. Y una vez más, creemos que Peredo es bastante acertado en su análisis.
La elección de las fotografías nos corresponde enteramente, pues creemos que éstos son los mejores jugadores peruanos del momento. 
Añadiríamos que Perú necesita un técnico de verdad; que a la vez sea un estratega, un táctico, un gerente, un psicólogo, un docente, un líder en la interna, un padre, un amigo, en la cancha y en todos lados. Con don de mando y personalidad ganadora. Pienso en Jorge Fossati; también en Gerardo Pelusso, pese a la suspensión idiota gestionada por Alianza Lima ante la Confederación Sudamericana de Fútbol (recuerden que equipo que chapa Pelusso, equipo que se va para arriba, v.gr. Nacional de Montevideo); pienso en "El Maño" Ruiz; en Ricardo Gareca; y por qué no en Luiz Felipe Scolari o en Gus Hiddink, dos supertécnicos.
No se esperanzen en Markarián. Su tiempo pasó. Nos arrochó varias veces diciendo que venía, que no venía, que sí venía........ Ya está, que no venga. En este momento, Markarián -dice- aguarda los ofrecimientos del fútbol mexicano y español: que espere sentado. Sergio Markarián es un tipo impredecible (pregúntenles sino a los paraguayos), desactualizado, y hace rato sin trascendecia alguna. Hoy entrena al Danubio de Montevideo y solo una falsa gratitud peruana podría traerlo de regreso al primer plano del fútbol
Oscar Contreras Morales.-

Un juego periodístico plantea la pregunta: ¿qué plantel presentaría Perú si tuviera que jugar hoy un partido oficial? Aquí una respuesta

En el canal, el diario, la oficina y el Facebook no fue una semana cualquiera. Más que nunca, nos convertimos en técnicos de la selección. A partir de las nóminas para Sudáfrica, periodistas, amigos y aficionados imaginamos a Perú en el Mundial y echamos a rodar nuestra mejor convocatoria posible. ¿Podemos juntar 23 futbolistas de alta competencia?
El arco sigue siendo de Leao Butrón. Un golero hecho y derecho. El perfil bajo de San Martín no le quitó protagonismo, por el contrario lo consolidó como un profesional serio, sólido y seguro. Para los otros dos lugares hay opciones: Fernández, Delgado y Forsyth.

Para la defensa me gustan cuatro zagueros centrales. Prefiero marcadores antes que laterales. Por los costados, defensores con agresividad, que echen llave a su zona, que no dejen centrar y que tengan lectura para cerrar en los pelotazos cruzados. Acasiete, Zambrano y Rodríguez llenan la solicitud por su nivel europeo. Del fútbol local agregaría a Revoredo y Galliquio. El sector derecho parece cubierto. Si queremos salida, tenemos a Guizasola y Carmona. Por izquierda, sufrimos. Álvarez, Rabanal, Vílchez y Villamarín son opciones.

En el medio, hay que ocupar el ancho del terreno con recorrido, sacrificio, intensidad y velocidad. Con posesión, todos jugamos; sin balón, todos corremos. Quedaron en el tiempo los volantes de marca y volantes de creación. Esos que la perdían y volvían caminando. Hoy gobiernan mediocampistas con recuperación y elaboración. Que tengan energía y presión justa para quitarle el cuero al contrario, y que sepan cómo y qué hay que hacer para moverlo con soltura mental. Por dentro están Ballón, Lobatón y Rainer, y hay que seguir a Espejo y Albarracín.

Como extremos Farfán y Vargas están en la alta competencia, pueden jugar en cualquier club del mundo. Manco podría dar una mano. Alva tiene táctica, aunque, a veces, le falte técnica.

Arriba hay individualidades que necesitan funcionamiento. Pizarro, Guerrero, Rengifo y Fano están en rigor competitivo. Tras la Copa, Fernández y Aguirre se ganaron un espacio. Delanteros tenemos pero no estamos para que nos salve un solo jugador. No hay estrellas sin juego de conjunto.

Estos son mis nombres. Puede compartir o puede discrepar. Nadie es dueño de la verdad y menos en el fútbol. Lo único cierto es que cualquier futbolista necesita un buen entrenador, que lo haga alcanzar el máximo potencial y un poco más.

Con plan de juego, estrategia y altísimos rendimientos individuales una selección como la nuestra puede competir ante los grandes y pelear los resultados.

Perú vuelve a competir en la Copa América 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada