jueves, 1 de abril de 2010

¿COMO FUE BORRADO JUAN REYNOSO DE LA SELECCION PERUANA?


Particularmente disfrutamos de las columnas semanales de Daniel Peredo Menchola, para el Suplemento Deportivo DT del Diario El Comercio. Peredo (junto a Carlos Univazo, Phillip Butters y Michel Dancourt) debe ser uno de los mejores escribas de fútbol en el Perú.
Hace tres semanas, Peredo publicó este conciso, sustancioso y revelador artículo. Que a partir del anecdotario privado, retrata el pasado reciente del fútbol peruano: lleno de argollas, lealtades falaces, liderazgos miserables, imperfección, resentimiento, improvisación. En realidad, materia humana. La misma de la que estuvieron hechas las selecciones triunfadoras del 75´, 78´, 82´ y 85 que tuvimos el gustazo de ver.
Juan Reynoso no fue Chumpitaz, ni Meléndez, ni Guillermo Delgado, ni Víctor Benítez; pero puede ser el futuro Marcos Calderon.
Solano fue un maestrito estupendo. Disociador, disociado, mandón, manipulador y ejecutor de directores técnicos, como el buen Freddy Ternero. Que sabe ver fútbol como ningún futbolista; aparte de ser un embajador de primera. Que -por añadidura- es muy amigo de Reynoso.
"Chalaca" González quizá sea el entrenador más inflado en la Historia del Fútbol del Perú y balnearios; sin más horizonte que el Sport Boys del Callao; y demostración palmaria de la "morcilla" aplicada al fracaso futbolero.
El uruguayo Mario Leguizamón fue uno de esos grandes "jales extranjeros" de la San Martín de Porres. Cuya carrera -lamentablemente- frustró la señorita árbitro Silvia Reyes; quien más allá de tener una piernas espectaculares -dignas de un sueño lujurioso- no aportó nada en favor de nuestro balompie. Más bien nos privó de un jugador en ascenso, que en el contexto de un "deporte de hombres" le increpó un fallo con justicia. A propósito, Perú debe ser el único país del mundo que instituyó los arbitrajes femeninos en el fútbol de primera división. Increíble.
Hoy Leguizamón reinicia su carrera en Ecuador. Silvia Reyes no dirige más.
Moraleja: "La interna", la dirigencia, el arbitraje, deben recaer en gente competente, con formación técnica, humana, moralmente capacitada; que defienda, sancione y promueva al futbolista peruano.

UNO. 23 de febrero del 2000. Perú perdió 2-1 ante Colombia en las semifinales de la Copa de Oro. El segundo gol colombiano fue por un error de Juan Reynoso. Fue el último juego antes de las Eliminatorias. Al regreso de San Diego, el gerente García Pye quiso ganar tiempo y consultó a Maturana cuáles eran los futbolistas que llamaría del extranjero. “Básicamente los de siempre”. García Pye no esperó el plazo de 14 días y envió faxes a los clubes. Incluyó a Cruz Azul, donde jugaba Juan Reynoso. Cuando Maturana entregó la nómina oficial, no estaba Reynoso. “No doy razones cuando no convoco a un jugador”, contó.

García Pye llamó al ‘Cabezón’, le explicó lo sucedido y se disculpó. El capitán se molestó por el manejo poco serio. Cuentan que ‘Pacho’ borró al defensor luego de la derrota 3-2 de su equipo ante América. “Falló en todos los goles”, sentenció. Sin embargo, las razones extrafutbolísticas habrían tenido que ver. El más satisfecho con la decisión fue el presidente de la comisión seleccionadora, Lánder Alemán.

— Este es un gran técnico, no cree en intocables ni conflictivos.

“Va a quebrar el grupo, es el capitán, los jugadores lo ven como líder”, respondió García Pye. Tenía razón el gerente. Solano aceptó ser el nuevo capitán, Palacios lo consideró una traición a Reynoso y se rompió la relación entre ambos y, sobre todo, dentro del plantel. Reynoso nunca más jugó en la selección. Maturana fue echado antes de la primera rueda. Ñol y ‘Chorri’ no volvieron a ser amigos.

DOS. Enero del 2001. La selección Sub 20 prepara su debut en el Sudamericano ante Brasil. El técnico Julio César Uribe envió a ‘Chalaca’ Gonzales, seleccionador Sub 17, a observar el último amistoso de los brasileños. “Me dijeron que tienen jugadores desequilibrantes y necesito referencias”. ‘Chalaca’ viajó, anotó los movimientos rivales y volvió confiado.

— No son de preocupar, tienen un lateral derecho rápido, pero lo tapas y listo. Al medio hay un volante interesante, pero ahí nomás; el ‘10’ es un moreno que no destacó y el punta un grandote, torpe, no sabe con la pelota.

Uribe se contagió del entusiasmo y propuso un juego ofensivo. El 12 de enero se enfrentaron en Latacunga, Ecuador. Hubo un solo equipo en el campo: Brasil goleó 4-1 y los futbolistas que ‘Chalaca’ había minimizado fueron los más destacados. Esos jugadores eran Maicon, un avión por la banda, Fabio Rochemback, Julio Baptista y Adriano, quienes se repartieron las anotaciones. Después del Sub 20 ficharon por los mejores clubes europeos. Maicon, Baptista y Adriano siguen en la selección brasileña. “No sé qué análisis hizo ‘Chalaca’”, comentó Uribe, arrepentido de haberle hecho caso. Nunca más lo mandó a espiar a un rival.

TRES. 10 de noviembre del 2007. San Martín va a enfrentar a Melgar. En el desayuno de la concentración saludan al técnico Víctor Rivera, quien cumple 39 años. El único que no se acercó fue Mario Leguizamón, resentido porque no era titular. En el partido, los primeros 45 terminaron 0-0 y camino al vestuario algunos rivales saludan al ‘Chino’. Leguizamón siguió con gesto amargo. Para el final, el DT decidió un cambio: Leguizamón por Quinteros. El uruguayo recibió la boleta, casi ni escuchó las indicaciones y entró al campo. A los 26 minutos, ejecutó un tiro libre brillante y clavó la pelota en arco arequipeño. En el festejo, empujó a los compañeros, corrió al banco, abrió los brazos y buscó a Rivera con la mejor cara posible.

— ¡Feliz cumpleaños, ‘profe’!

El ‘Chino’ respondió a la dedicatoria con alegría. Estaba más contento por el triunfo que por el cumpleaños. Leguizamón fue de los jugadores que mejor rindió en el campeonato 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada